¿Por qué nuestros asados son los mejores del mercado?

Nuestros asados sólo se asan con agua y sal, mediante un proceso a BAJA TEMPERATURA que garantiza la conservación de la esencia de los asados tradicionales mediante la aplicación de bajas temperaturas durante un tiempo prolongado. Un sistema de cocción, que simula el tradicional horneado que hacían en los hornos de barro de nuestros pueblos en los cuales los asados se cocinaban con mucho mimo durante muchas horas. LA innovación nos ha permitido ajustar este proceso para que además nuestros productos tengan una duración de 5 meses en refrigeración estando listos en la mesa en pocos minutos, tras un ligero dorado en casa.
Nuestros asados tras el último punto de horneado presentan una carne especialmente tierna y jugosa, un color dorado en superficie y un sabor y olor que nos recuerda a los asados de toda la vida tan característicos de Castilla.

LOS MEJORES ASADOS
En el mundo de la gastronomía, la cocina a baja temperatura ha ganado popularidad en los últimos años. Esta técnica, consiste en cocinar los alimentos a temperaturas más bajas y controladas durante un período de tiempo prolongado. La carne, como el lechazo y el cochinillo, se beneficia enormemente de esta forma de preparación, ya que se logra una textura tierna y jugosa que simplemente no se puede obtener con otros métodos de cocción convencionales.
La cocción a baja temperatura preserva los jugos naturales y los sabores de la carne. Al cocinar a temperaturas más bajas, se reduce la pérdida de humedad y se mantienen los sabores concentrados dentro de la carne. Esto da como resultado un sabor más intenso y una experiencia gustativa excepcional.
En el caso específico del lechazo y el cochinillo, la cocina a baja temperatura realza aún más sus cualidades, proporcionadno resultados excepcionales. Estas carnes son naturalmente tiernas, pero al cocinarlas a baja temperatura, se vuelven increíblemente suaves y jugosas. Los cortes más grasos se deshacen en la boca, mientras que los cortes magros conservan su jugosidad. Además, la cocción a baja temperatura permite resaltar los sabores suaves y delicados de estas carnes, sin perder su ternura característica.
En definitiva, La textura tierna, jugosa y uniforme, junto con la preservación de los sabores naturales, hacen que esta forma de cocción sea ideal para resaltar las cualidades y sabores únicos de estas deliciosas carnes.

Carrito de compra
Scroll al inicio